La Audiencia de Salamanca anula la cláusula IRPH de un préstamo bancario

irph

La Audiencia de Salamanca anula la cláusula IRPH de un préstamo bancario

Establece la SAP de Salamanca de 19 de marzo de 2018 que no puede superar el control de transparencia, dado que lo único que aporta el Banco es la escritura de préstamo donde se inserta aquélla.

La Audiencia de Salamanca confirma el fallo condenatorio del Juzgado por el que se anula, por falta de transparencia, la cláusula IRPH establecida en una escritura de préstamo hipotecario.

La entidad recurrente trata de defender su licitud argumentando que se encuentra delimitada de forma separada, con especial resaltado en negrita y con información de dónde aparece publicado el índice, así como adecuada concreción del diferencial a adicionar al tipo básico, etc. También alega que, en la escritura, el Notario autorizante afirma tener a la vista la oferta vinculante.

Ninguno de tales argumentos ha sido acogido por la Audiencia: lo único que aporta el Banco es la escritura, donde aparece todo un “marasmo de datos y conceptos” que consumen casi diez folios, dentro de los cuales aparece la cláusula. Siendo cierto que el Notario autorizante declara haber tenido a la vista la oferta vinculante, “sorprende, sin embargo, que no conste documento alguno de su entrega a los consumidores demandantes”, considerando que se trata de una herramienta fundamental de la exigible información precontractual, exigida por el artículo 5 de la OM de 5 de mayo de 1994.

Hay falta de transparencia, por ausencia de “comprensibilidad real de la cláusula”. La exigencia de información clara y comprensiva no se cumple simplemente mediante la utilización de caracteres tipográficos legibles y una redacción comprensible. Es necesario acreditar la existencia de “simulaciones de escenarios relativos al posible comportamiento de los tipos de interés en el momento de realizar la contratación, e información comprensible y clara sobre el coste comparativo con otras modalidades de préstamo de la propia entidad en caso de existir, con el fin de que los clientes lleguen a conocer y comprender la repercusión económica que supone en la vida del contrato.” Dicho de otro modo, no es suficiente con que los actores tuvieran noticia de la existencia de la misma en el contrato, sino que se requiere la acreditación de que se les brindó toda la información necesaria para que conocieran su funcionamiento concreto y su relación con el resto del clausulado, información referida a destacar que se trataba de una cláusula que incide en el precio del préstamo, es decir, en el objeto principal del contrato y permitirles conocer la carga económica de la misma -onerosidad y sacrificio patrimonial que representaba- y la carga jurídica que asumían con ello, tanto en relación a los elementos típicos del contrato, como en relación al reparto de riesgos, etc.

Fuente: Iustel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.